[av_textblock size=» font_color=» color=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» admin_preview_bg=»]

Continúa el repunte en las bolsas mundiales

Las bolsas de EEUU han registrado fuertes ganancias durante la noche de hoy, siendo los dos primeros días seguidos de subidas en el mes de febrero. Los índices bursátiles de EEUU repuntaron de su histórica pobre semana pasada que se pudo ver en el Dow Jones, el S&P y el Nasdaq, bajando más de un 5% en su peor resultado semanal en 2 años. Durante la noche de hoy, el Dow ha tenido la mejor sesión en dos años subiendo más de 400 puntos. Es justo decir que aunque la volatilidad ha bajado desde los más de 1.000 oscilaciones de la semana pasada, todavía existe mucha más volatilidad en la sesiones de las que estamos acostumbrados.

El importante rally en Wall Street se contagió a todos los mercados asiáticos, que registraron saludables ganancias en toda la sesión. No es de extrañar que las bolsas europeas estén listas para seguir su ejemplo y empujen al alza en la apertura.

Repunte en los valores energéticos debido a que el petróleo rompe los 60 dólares el barril

Los valores energéticos han sido los que más han destacado al comienzo de semana, ya que el petróleo de EEUU subió por encima de los 60 dólares el barril, aunque desde ese momento cayó. El petróleo no perdió tiempo capitalizando el debilitamiento del dólar y el aumento de la confianza del mercado, empujando al alza. Mientras, un optimista informe de la OPEP señala que el continuo crecimiento económico mundial va a impulsar la demanda de petróleo, lo cual también hizo subir el precio del petróleo. Sin embargo, a pesar de los factores que benefician al petróleo parecen crecer, existen muchos factores bajistas que perjudican la confianza hacia el petróleo; el principal factor es el aumento de la producción interna de petróleo, que va a frenar cualquier repunte en el precio de la materia prima. Los inversores van a mirar ahora el informe de las reservas del Instituto de Petróleo Americano (API). Otro retroceso inesperado, como el de la semana anterior, podría impulsar de nuevo cómodamente al petróleo por encima de los 60 dólares el barril.

El IPC del Reino Unido en el punto de mira

Tras un inicio de la semana relativamente tranquilo, esta mañana la volatilidad podría repuntar con respecto al par GBP/USD. Se espera que la publicación de las cifras de inflación en el Reino Unido muestre que la inflación general en Gran Bretaña ha bajado del 3% en diciembre a un 2,9% interanual en enero. Mientras tanto, se prevé que la inflación subyacente, que excluye elementos más volátiles como los productos energéticos y alimenticios, aumentará del 2,5% registrado en diciembre al 2,6%.

La publicación del IPC se produce después que el Banco Central de Inglaterra comentara el jueves que podrían ser necesarias con más antelación unas subidas mayores de los tipos de interés para apoyar a la economía, dado que los mayores niveles de crecimiento mundial impulsan la economía británica. Sin embargo, es poco probable que una ligera corrección bajista de la inflación general apoye a la libra esterlina, lo que sumado al nerviosismo existente en torno al Brexit podría constituir un reto para la sesión.

Las gráficas sobre el par GBP/USD muestran que parece continuar la tendencia bajista. El par se encuentra actualmente en la zona de los 1,3840 $. Una fuerte ruptura por debajo de esta cota hará que la libra esterlina descienda a los 1,38 $ antes de caer a los 1,3765 $. En el lado positivo, la resistencia a corto plazo puede situarse en los 1,3860 $, antes de que el par parezca apuntar a los 1,39 $.
[/av_textblock]