La recuperación mundial continúa: Powell, de la Fed, en el centro de atención

Wall Street no mostró signos de abandonar la reciente subida, ya que logró otro cierre positivo la pasada noche; su tercera sesión ganadora consecutiva.  La continua estabilización de las expectativas sobre los tipos de interés contribuyó a que los índices bursátiles estadounidenses alcanzaran un máximo de 4 semanas, con el Dow cerrando casi 400 puntos por encima, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq aumentaron un 1%. La actitud positiva se extendió a Asia y ahora está situando a Europa en el buen camino para un comienzo positivo.

Durante la sesión de la noche, las expectativas sobre los tipos de interés se suavizaron, con los intereses a 10 años cayendo al 2,83%, el nivel más bajo en casi dos semanas. Esto ha dado claramente a los mercados algo de respiro y claridad, eliminando, o al menos reduciendo, el factor del miedo, que estaba presente hace tan sólo unas semanas y fue el responsable de la reciente fuerte venta de acciones globales.

La comparecencia de Powell ante el Congreso

Aunque los rendimientos se han alejado de su máximo en los últimos 4 años, todavía existe un nivel de cautela entre los inversores sobre el futuro de la economía y la política monetaria de Estados Unidos, que mantiene al mercado expectante. Por lo tanto, no es de extrañar que el evento más relevante de hoy sea la comparecencia del nuevo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ante el Congreso, en el Informe Semestral de Política Monetaria. Esta es su primera declaración oficial en un evento muy esperado. Sin embargo, dado el contexto de la sensibilidad con respecto a las expectativas sobre los tipos de interés, que causó una interrupción significativa del mercado, es improbable que Powell quiera agitar las aguas.

Los puntos de vista de Powell sobre el aumento de la inflación y el futuro ritmo de las subidas de tipos, van a ser especialmente importantes, esperándose que los mercados sean especialmente sensibles a cualquier señal de que la Fed se comporte con un tono ligeramente más “halcón”. Sin embargo, vale la pena tener en cuenta que Powell es un miembro veterano del equipo de la Fed, ha estado en el escenario mucho años y es plenamente consciente del impacto que pueden tener sus comentarios.

La continuación de Janet

En términos generales, se espera que Powell se muestre como una continuación de Janet. La economía todavía se está comportando bien, y se espera que el escenario base permanezca constante a las 3 subidas de tipos durante todo el año, al menos por el momento. Parece un poco prematuro que Powell provoque grandes cambios y lo más probable es que evite hablar sobre el número concreto de subidas de tipos, lo último que querría sería causar una subida de intereses, mandando a los índices a la baja una vez más.

En cuanto a la aparición de Powell, vale la pena saber que los Fondos de la Fed están cotizando con un 100% de probabilidades de que se produzca una subida de tipos en marzo, y con un 60% de que en junio haya habido tres subidas de tipos.

 

Posibles reacciones del mercado:

El dólar se ha cotizado a la baja frente a la cesta de divisas durante la sesión anterior y durante la presente noche, ya que los inversores esperan con cautela la aparición de Powell. Curiosamente, el índice dólar ha logrado permanecer por encima del nivel de soporte visto en la cota de los 88,50. En caso de que el mercado percibiera un tono más “halcón”, los intereses podrían volver a subir, los índices caer, y el dólar volver a subir. El dólar necesitaría negociarse significativamente por encima de los 90,50 dólares para confirmar la ruptura alcista. Por otra parte, un tono ligeramente más “paloma” por parte de Powell, podría hacer que los índices subieran así como los intereses del tesoro, y provocar caídas en el dólar.